FISIOTERAPIA NATURAL

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

20-Jun-2014

Relación entre bebidas energéticas y ansiedad

Las bebidas energéticas están dirigidas principalmente a los consumidores adultos jóvenes; sin embargo, ha habido poca investigación sobre sus efectos en el funcionamiento psicológico de este grupo demográfico. Este estudio examinó las asociaciones transversales entre el consumo de bebidas energéticas y la salud mental en una muestra basada en la población de adultos jóvenes que participaron en el Estudio de Cohorte de Embarazo de Australia Occidental (Raine).

Se utilizaron cuestionarios de auto-informe para evaluar el consumo de bebidas energéticas y la salud mental (Escala 21- de Estrés Ansiedad Depresión; DASS-21) en una cohorte de 20 años de seguimiento. En los análisis de regresión, se consideraron las asociaciones entre el consumo de bebidas energéticas (ml / día) y las puntuaciones continuas de DASS-21, ajustando por variables sociodemográficas, alcohol y consumo de drogas, actividad física, índice de masa corporal (IMC) e ingesta dietética. Nuestra muestra incluyó a 502 hombres y 567 mujeres (media de edad 20 ± 3 años). Después de ajustar por posibles factores de confusión y de controlar por la coexistencia de problemas de salud mental, el consumo de bebidas energéticas (por 100 ml / día) se asoció significativamente con la ansiedad (pero no con la depresión o el estrés), y esta relación se encontró únicamente en los hombres (β = 0,32; IC del 95% = 0,05, 0,58). Nuestro estudio encontró que el consumo de bebidas energéticas se asoció con un aumento de la ansiedad en los adultos jóvenes varones. Se necesita más investigación sobre la posible contribución del consumo de bebidas energéticas para el desarrollo de problemas de salud mental en los adultos jóvenes. Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: http://onlinelibrary.wiley.com/journal/10.1002/(ISSN)1520-6394