FISIOTERAPIA NATURAL

05-Ene-2016
 

Las Rodillas (2) - Lesiones y trastornos de los cartílagos

En esta segunda parte del tema "Rodillas", vamos a afrontar varias patologías, intentando dar alguna solución sencilla desde la fisioterapia y los autocuidados caseros.

 

La temida condromalacia.

La condromalacia o codropatía es el desgaste de la capa de tejido que está presente detrás de la rótula y cubriendo los cóndilos, es el responsable de reducir o evitar el roce directo de fémur con tibia. Las causas son muy variadas, sobrecarga, debilidad muscular, mala biomecánica de apoyo,…. El menisco. Tejido de la misma característica que el anteriormente comentado, pero que se encuentra ubicado entre el fémur y la tibia. Los meniscos (puesto que son dos en cada rodilla) son susceptibles de lesionarse en gestos de rotación en los que la tibia se queda quieta y el fémur gira, a este tipo de lesiones de menisco se les denomina meniscopatía por desgarre parcial o total. Si el desgarre es mínimo, el menisco se mantiene conectado al frente y en la parte posterior de la rodilla. Si el desgarre es mayor, el menisco podría quedar colgando de una tira de cartílago. La gravedad de la lesión dependerá del lugar y la intensidad del desgarro. El tratamiento indicado para este tipo de lesiones es:

• Fisioterapia para fortalecer los músculos y controlar al inflamación

• Acupuntura

• Crioterapia

• Ejercicios de propiocepción

• Cirugía en casos de lesiones graves.

 

La osteocondritis disecante.

Patología menos frecuente pero que también se trata en centros de fisioterapia y centros médicos, la causa viene marcada por una deficiente irrigación a la parte del hueso bajo la superficie de una articulación. El hueso y el cartílago se dañan, causando dolor. En estos casos el cartílago puede desprenderse y causar dolor agudo, debilidad y provocar ratones articulares (partes sueltas de menisco por la articulación). El tratamiento principal es la cirugía pero:

• Se están haciendo investigaciones sobre los trasplantes de cartílago y tejido, así como se está avanzando mucho en el tratamiento con células madres, prp mediante la técnica de aféresis para este tipo de lesiones.

 

El síndrome de plica sinovial.

Esta patología da lugar a o conocido como quistes sinoviales, pero mucho más doloroso y difícil de diagnosticar. En este caso el tratamiento consta de: • Tratamiento farmacológico

• Reposo

• Hielo

• Vendaje compresivo pero elástico

• Fisioterapia para para fortalecer los músculos y controlar el dolor

• Cirugía para remover las plicas si los tratamientos anteriores no surten efecto.